×

Aviso

Directiva Europea de Privacidad

Este sitio utiliza cookies para manejar autenticaciones, navegación, y otras funciones. Para usar este sitio, debes aceptar la utilización en tu dispositivo.

Ver Politica de Privacidad

Ver e-Privacy Directive Documents

Ver GDPR Documents

Has rechazado la utilización de cookies. Esta decisión puede ser revertida.

 

    La Iglesia en Seixo inicia su andadura en 1882 por la obra de D. Tomás Blamire, misionero inglés afincado en Marín desde mayo de ese mismo año.

   Su predicación del evangelio en la playa de Loira encuentra respuesta entre los vecinos de Loira y Montecelo. Este grupo de personas alquilan un local para que él pueda predicar, siendo una mujer, Dolores Fontenla Freire la primera persona bautizada.

      Antes del final de 1883 se inicia la construcción de la primera capilla en terreno donado por la propia Dolores Fontenla. A esta capilla, situada en el mismo solar donde está la actual, concurren creyentes y simpatizantes fruto de la predicación de D. Tomás en las aldeas y pueblos de Santo Tomé de Piñeiro: Currás, Ruanova, Pereiro, Malvido, Aguete, Soaxe, Seixo, Loira y Montecelo. La inauguración de dicho local está fechada en en marzo de 1885.

 

     En 1887 se inician las reuniones de evangelización en Cela (Bueu).. En 1892 D. Tomás cede el relevo como pastor de la Iglesia a D. Benjamín White, que pastoreará la congregación hasta 1920. Durante la etapa de D. Benjamín como pastor, la iglesia es consolidada, se continua con la evangelización en Cela, y se amplia a Bueu, Moaña y Meira. Dos años más tarde los primeros creyentes de Meira son bautizados en Seixo y en Meira se celebra cada domingo el partimiento del pan.

     A la marcha de D. Benjamin para Inglaterra lo sustituye D. Jorge Condé, que va a contar con la colaboración de D. Benjamín Smith para llevar la obra en Cela y Bueu. D. Jorge pastoreó la Iglesia durante 42 años , falleciendo en 1962 . Está enterrado en nuestro cementerio de "As Travesas". Una de sus hijas, Lidia, permanecerá en Seixo hasta fecha en que ya anciana regresa a Inglaterra.

 

   Desde el fallecimiento de D. Jorge hasta la actualidad la Iglesia ha sido pastoreada por ancianos de entre nosotros.